La tarea de escribir textos para blogs no tendría que ser una carga pesada, más bien debería ser algo placentero para el que lo haga, porque requiere de un nivel de concentración intenso y horas frente a un ordenador, pero que, si tienes las herramientas necesarias, hablando de conocimiento y herramientas digitales se hace mucho más fácil.

Claro que, sólo el tiempo y el tipeo constante te dan cierta facilitad para encarar la hoja en blanco, algo de lo que hable en el post sobre cómo escribir más rápido los post de tu blog, por cierto, te recomiendo su lectura, ahí encontrarás tips que me ayudaron a organizar mi trabajo y por supuesto escribir con más soltura. Son tips muy útiles que me ayudaron como redactor de contenidos freelance.

Por lo que, te voy a contar bajo mi experiencia que es lo que me ayudó a escribir artículos para blogs, ya que es proceso que se puede aprender, pero lleva tiempo.

Si escribes más rápido, escribirás más cómodo

Al momento de escribir, las ideas pueden fluir a una velocidad mayor que la de tus manos, con lo que es necesario aprender a escribir correctamente para poder tipiar más rápido y por tanto poder plasmar las ideas sin que existan interrupciones que corten tu inspiración.

Ya lo hablé en este post, aunque está orientado a pautas que te pueden ayudar a escribir con más velocidad, tal como la utilización de plantillas; aprender mecanografía; utilizar estructuras; práctica constante y demás son cuestiones que te pueden ayudar a escribir los textos de tu blog, por lo que es recomendable que lo leas.

Ármate un calendario de publicación

La naturaleza de los blogs nos indica que es un sitio cuya característica principal es la creación de contenido constante a través del tiempo, lo que implica escribir y escribir. Así que lo mejor que puedes hacer, es crear un calendario de publicación, donde tengas mínimamente algunas ideas de artículos, con sus títulos y si es posible palabras clave guía, para no tener que buscar palabras clave cada vez que te pones a escribir.

Para seleccionar las palabras clave, puedes ver este post donde te cuento como elegir keywords para posicionar tu blog en Google.

Tiempo atrás se hablaba únicamente de un cajón de ideas, que luego evolucionó a lo que es un calendario de publicación, donde en un archivo de texto o Excel o lo que te sea más cómodo, vas anotando ideas que se te ocurren en el día. Esto es importante destacarlo porque la creatividad es muy mala y en general no está presente cuando la necesitas, por lo que es bueno aprovechar esos momentos para anotar las ideas que es te ocurran.

La creación de un calendario da para un artículo aparte, pero para que tengas una idea, toma un archivo Excel o similar, crea una columna para los títulos, otra para las palabras clave y otra para la fecha de publicación. Con esto tendrás una guía para comenzar o continuar con buen pie al escribir en tu blog.

Una estructura para cada tipo de artículo

Insisto con el tema de las estructuras porque ayudan muchísimo a acelerar el proceso, sobre todo cuando se trata de blogs, donde pueden existir distintos tipos de artículos, pero donde cada uno de ellos tiene una estructura definida que se repite, es casi como un patrón.

Por ejemplo, en un blog de sinopsis de películas, se podría crear una estructura como la siguiente:

H2 Introducción

H2 Sinopsis

H2 Datos de IMDB

H2 Critica

Es un ejemplo, pero teniendo en claro esto, es mucho más fácil comenzar a escribir, incluso lo puedes llevar más allá y agregar palabras clave que te sirvan de guía para saber que debes poner en cada subtitulo, si bien está claro que en la sinopsis tienes que escribir de que se trata la película, en la parte de crítica, puedes poner: “aspectos buenos, escenas relevantes, personajes destacados, escenas malas”, son palabras que van a ayudar a tu cerebro a ponerse en situación y enseguida verás cómo surgen las ideas y sabes cómo comenzar a escribir.

Cuanto más cortos sean los párrafos mejor

Esto aplica para cualquier sitio, pero principalmente en textos para blogs es necesario que los párrafos sean lo más cortos posible para facilitar la lectura. Un ejemplo: si ves el párrafo anterior verás que quedo un tanto largo y ahora compara cual es más fácil de leer, si este que estás leyendo o ese.

Como verás, existe una regla implícita que indica que 4 líneas por párrafo es un límite interesante para tener en cuenta porque los párrafos son más legibles, básicamente porque la idea se transmite en pocas líneas, lo cual resulta menos tedioso para la persona que está leyendo.

En ocasiones, es complicado crear párrafos cortos, porque se hace necesario continuar para redondear la idea, aunque siempre puedes poner un espacio (intro) a modo de punto y aparte, sin preocuparse si era un punto y seguido. Las reglas de redacción para Internet son diferentes a las de un libro, diario o medio escrito en papel, aquí se trata de transmitir ideas claras y tratar de que la lectura sea lo más cómoda posible.

Aprende a curar contenidos

La curación de contenido es algo que los bloggeros vienen haciendo de los comienzos de todo este asunto. Básicamente es tomar contenido existente y difundirlo aportando valor a un público determinado. Este contenido se puede modificar o no de acuerdo al medio en que se quiera utilizar.

En el caso de los blogs, la curación de contenido vendría a ser la parte de búsqueda, recopilación, análisis y selección de la información para plasmarla en un contenido que sea útil para tu audiencia. Al final se trata de eso, hay mucho contenido en Internet sobre diversos temas, tu tarea como blogger es aprovechar ese contenido y utilizarlo en un contexto de valor.

Algo importante a tener en cuenta es que cuando se cura contenido hay que citar las fuentes, sobre todo si el contenido no se modifica, si sólo se toman trozos de información que resultan públicas, y se crea algo totalmente nuevo, está en criterio de cada uno citar o no.

Siempre que puedas utiliza copywriting

El copywriting no es sólo para las grandes agencias de publicidad o para las landing page, también se puede utilizar para enganchar al lector a que lea tus artículos o incluso mejor, guiarlo para que realice una acción determinada, que vamos, hoy en día se está profesionalizando el asunto de crear contenido, porque las empresas comenzaron a confiar en el marketing de contenidos para captar o fidelizar clientes y esto lleva a crear contenido con un objetivo y estrategia detrás.

Básicamente se trata de conocer el lenguaje de tu cliente ideal y tratar de utilizar las palabras adecuadas, hay muchas formas de hacer esto y depende del perfil tu cliente. En ocasiones tendrás que crear textos más formales y en otros utilizar un tono más informal, pero siempre se trata de generar un impacto positivo y sobre todo conectar con el lector.

Las palabras bien utilizadas generan acciones y en el contexto de un blog, podemos hablar de:

  • Títulos llamativos que generan más clics.
  • Meta-descripciones que aumentan el CTR en los resultados de Google.
  • Aumento en la retención del lector (menor porcentaje de rebote).
  • Acciones que generan clientes o ingresos (suscripciones, ventas)

Podría hablar mucho más sobre este tema, pero lo voy a dejar para otro artículo que “ya me estoy yendo por las ramas” y no es la idea.

Pero como la idea es dejarte algo práctico, un truco que funciona muy bien para retener al lector es utilizar frases gancho, que en palabras sencillas es utilizar frases que cuando te topas con ellas te generar curiosidad, lo que te hace continuar leyendo para ver que viene.

Algunos ejemplos de frases gancho muy simples:

  • Aquí hay un dato que desconoces.
  • No podrás creer esto.
  • Aún falta contarte algo importante.

Como verás son frases muy simples, que sirven para generar expectativa o curiosidad. Algo muy útil para bajar el porcentaje de rebote. Las puedes utilizar cuando notes que la lectura se pone un poco pesada.

No te límites con una extensión determinada

Es cierto que hoy en día es inevitable no crear textos de más de 1000 palabras, incluso si miras este texto, ya voy por las 1300 palabras y aún tengo cosas para contarte, incluso es recomendable para poder posicionar bien en Google, pero también es verdad que no hay limitarse en decir, “voy a escribir un texto de x palabras”, sobre todo cuando tú lo escribes; ya si lo encargas a otra persona hay costos involucrados y hay que poner límites.

Básicamente hay que escribir hasta que notes que lograste un artículo completo, que contiene la información necesaria para responder a la consigna del título y del tema que estás tratando o al menos que sabes que resultará útil para alguien que lo lea.

Siempre está la opción de crear series de artículos, pero esto depende de cada persona, a mí me gusta escribir todo lo que pueda en un mismo artículo. Luego, si más tarde veo que hay algo interesante para agregar lo edito; no hay problemas a nivel SEO y tus lectores te lo agradecerán.

Primero escribe y luego optimiza

Si no tienes mucho conocimiento sobre SEO, lo mejor es que pienses en una pieza de información como si de un concepto se tratara y te lances a escribir, siempre que sepas que ese contenido tendrá demanda, es lo mejor que puedes hacer.

La razón para escribir y luego optimizar es que da libertad para escribir lo que quieras y como quieras y luego esperar a que Google procese tu artículo y te guíe para indicarte que partes de tu artículo resultaron interesantes y tienen más chances de posicionar, es ahí donde puedes editar el artículo y agregar palabras clave adicionales o incluso reforzar o completar ciertas partes.

La ventaja de esto es que el artículo quedará más natural y le darás un enfoque propio, con lo cual tienes más chances de crear algo único, ya que si optimizas mientras escribes y no tienes claro cómo hacerlo correctamente, puedes caer en la trampa de crear un artículo que resulte igual que los demás de la red.

Pierde el miedo a publicar

Y por último y no menos importante, no tengas miedo de publicar. Al principio sé que cuesta, porque pensarás que lo que has escrito es malo, está incompleto, tiene errores o en muchos casos que no tienes autoridad para escribir sobre esto. Recuerda que todo eso está en tu mente y nada más, todos tenemos algo interesante para contar y si alguien te critica tómalo como un aprendizaje y mejora, sólo así podrás avanzar y perder el miedo.

Si te sirve de algo, ahora mismo que escribo este artículo estoy pensando, “seguro me olvidé alguna parte interesante” y sin embargo son como 1800 palabras, pero como ya llevo bastante tiempo en esto sé que es normal, pero no hay que dejarse llevar por el miedo o la duda, si tienes buenas intenciones nada puede salir mal.

Espero que estos consejos te hayan servido y por supuesto te invito a dejar un comentario, con dudas, sugerencias, opiniones, todo es bienvenido.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *